Sueños revoloteando por el cielo, acariciando las nubes, contando su historia.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Una aventura inesperada

Un día Juanito sentado en la banqueta pensando e imaginando que divertido podría ser el tener la piel negrita como el chocolate. Su mayor deseo siempre fue tener su piel de color de la noche o del color de su jugador favorito de box.
Ese día decidió buscar el por qué de su piel blanca y no color chocolate como el quería. En ese momento su imaginación comenzó a volar al entrar al jardín de su casa, viéndose en un ambiente selvático con muchos árboles y animales y grandes tiras de ríos, el se encontraba vestido de detective con ropa adecuada a la selva. Al comenzarse a adentrar y ver la grandeza se dio cuenta que la naturaleza es el sustento primordial ya que le ofrecía desde refugio hasta alimento. Al paso de su camino y adentrarse mas a la selva pudo ver que lo ríos pueden desviarse o mas bien desviar su camino si los seguía, por eso decidió alejarse de esas largas lineas corredizas de agua tan confusas. Conforme iba avanzando en su camino entre árboles y arbustos pasó cerca de los animales mas poderosos de la selva, estos fueron: el león, el tigre, un gran gorila, un oso, según a su ver muy parecido a Balú y otros más; el temió por un momento de estar tan cerca con estos animales, pero después tuvo la noción de que el hombre debe convivir con los animales y así poder ser amigos de ellos.
Siguiendo su camino después de cierto tiempo transcurrido comenzó una suave brisa que se convirtió en una gran tormenta con fuertes vientos que casi lo hacían falquear, pero no puedo con el; pocos minutos después el clima volvió a estabilizar en un clima mas apto para seguir su camino, en Juanito surgió la mentalidad de que la naturaleza es terca porque se había puesto difícil, pausando un poco su propósito. A medida que fue aumentando la población en plantas, árboles, arbustos, flores conforme iba avanzando en su camino pareciera claro que los humanos no tienen un poco de conciencia y amor por la naturaleza, pendo Juanito, ya que quedo maravillado con la increíble belleza de la naturaleza y triste de saber que el hombre la iba destruyendo de acuerdo al tipo de arquitectura en la que el quería vivir cómodamente.
Por fin llegó a su meta final, al cuarto de la sabiduría (el cuarto de su abuela); el asombrado y deslumbrado cruzo por la puerta y escucho una voz tronante y un poco anciana que preguntaba cuál era el motivo de su visita. Él con la emoción por los cielos pregunto que si en algún momento todos fuimos de piel y facciones negras o a qué se debía el que hubiera personas de piel blanca y negra de nuevo dejándose escuchar la voz respondiendo a la pregunta que las diferencias dentro de la raza humana se han ido dando a lo largo del tiempo, esto quiere decir que en efecto descendemos de la raza negra, pero conforme al tiempo y lugar se ha ido transformando y formando nuevos colores.
Juanito muy contento concluyo su misión pasando a su cuarto demasiado contento de saber que el desciende de la raza negra y eso le basto, ya que había tenido una aventura inesperada con todo lo que pasó en s u búsqueda y de haber aprendido tantas cosas nuevas.

2 comentarios:

  1. Este cuento fue en otra de mi clase de literatura...Fue muy divertido ese día, lo escbribi pensando en Pato,porque en alguna ocasión me platico de su preferencia por el color negro de la piel...es en tu honor Impa, haber què opinas va_??

    ResponderEliminar
  2. Hola nada mas paso a saludar y ver tu blog, cuidate y que estes muy bien

    ResponderEliminar